24 Abr

Consejos para ordenar nuestra casa

¿Cuál es el beneficio de ordenar nuestros espacios?

Me he dado cuenta que cuando necesito poner orden en mi vida, lo primero que hago (a nivel inconsciente) es pensar en el orden de mi clóset o de mi escritorio. Cuando tenemos nuestro exterior ordenado y organizado, automáticamente nos ayuda a ordenar nuestra cabeza, nuestras ideas, pensamientos, intenciones, etc. Sin embargo, los extremos nunca son buenos. Soy bastante obsesiva con el asunto del orden y les puedo decir que un orden extremo resulta siempre agotador y nunca quedamos completamente satisfechos. Y por otro lado, un desorden extremo nos llevará al caos mental en muy poco tiempo, por lo tanto, hay que encontrar nuestro punto de equilibrio, donde nos sintamos cómodos y (lo más importante) que nos sintamos en nuestro lugar, en nuestro espacio, con nuestras fallas y nuestras mañas, que por muy mala fama que éstas tengan, igual aportan aspectos positivos.



¿Cómo lograr no llegar al caos total?

Si nos proponemos una rutina diaria de orden menor (como lavar loza, hacer la cama, poner la ropa sucia en el canasto, limpiar el baño, etc.), nunca llegaremos al caos total y así no tendremos que comenzar a limpiar y ordenar desde cero. Para esto, necesitamos establecer un lugar para cada cosa y respetarlo, aspecto que se valorará cuando busquemos algo y lo encontremos al primer intento, como nos pasa con los artículos de poco uso habitual, como el costurero, herramientas, botiquín etc. Usar el ingenio para aprovechar los espacios de guardar, fijar una hora del día para ventilar, ir deshaciéndonos de los objetos que ya no usamos y que sólo nos ocupan espacio, no hay nada peor que tener un mueble lleno de cosas "por si acaso" y que puede haber un amigo o familiar que sí lo necesite o lo quiera.

Así veremos cuáles son nuestras necesidades y prioridades, logrando una rutina. No miremos en menos las rutinas; éstas son buenas para la vida. Como lo dije antes, tener nuestro exterior en orden y nuestras rutinas claras, nos ayudan a ordenar nuestro interior.

Un detalle muy obvio, del cual me di cuenta viviendo sola, es que mientras más despejadas mantenemos nuestras superficies, más fácil es la limpieza y el orden. Me gustaban mucho las velas, los adornos y cuanto chiche llegaba a mis manos, pero claro, cuando tenía a alguien que sacara el polvo por mí. Ahora no tengo nada sobre las mesas, salvo un par de velas grandes y ceniceros "decorativos" y sería todo. Menos objetos que limpiar, es más tiempo para el ocio y entretención.



Las compras inútiles no nos ayudan.

Estamos recién viviendo solos y no es extraño recibir regalos de amigos y familia. Todos tenemos un tío generoso o la prima regalona, que llegarán con un procesador de alimentos lleno de piezas extrañas o un set de utensilios jamás vistos (y que nunca usaremos). Pues bien, no sea gil. No se quede con cosas que no le sirven o que no quiere tener. Estos artículos ocupan mucho espacio y seguramente no encontraremos un lugar para guardarlos. Como el tío generoso o la prima regalona, lo único que buscan es regalarnos algo útil, sacaremos la voz y les pediremos de la forma más diplomática posible, que preferimos cambiarlo por algo que necesitemos y que nos quepa en el mueble de la cocina. No nos sintamos mal. ¡Estamos recién empezando y no lo haremos con cosas que no queremos!

Cuando seamos nosotros quienes compremos un electrodoméstico, debemos asegurarnos (antes de salir a buscarlo) qué es lo que realmente necesitamos, para que cuando estemos delante de la góndola de la tienda, no nos enreden con productos con súpercaracterísticastecnológicas. Veamos si realmente el aparatito cumple con las funciones necesarias, de la manera más sencilla y práctica posible. También fijarse si es fácil de limpiar y si tiene muchas piezas anexas, de esas que nunca se usan. El ejemplo más claro es la aspiradora, que siempre vienen con 3 piezas diferentes para cada tipo de aspirado. Veamos primero si realmente las usaremos y luego hacemos la compra.



Ordenar el clóset

Ésta pregunta va de igual manera para hombres y mujeres; ¿Podría aseverar que usa cada una de las prendas guardadas en su clóset? Creo que la respuesta general sería negativa. Podemos tener 20 pantalones, pero siempre nos encasillaremos con uno o dos que son los elegidos, por diferentes motivos. Entonces va pasando el tiempo y vamos acumulando ropa que no usamos, lo que favorece el desorden y que de pronto se nos pierda la polera regalona y no la encontremos por ninguna parte, hasta que semanas después aparezca entre los chalecos. Creo que lo más aterrizado es hacer una limpieza de clóset una vez al año y hacer una venta de garage con lo que se pueda.

No carguemos con objetos, para nosotros, inútiles. Mientras más despejada tenemos la vista, más limpio y agradable serán nuestros espacios.

Asu

Comentarios

MixGirlLili25-08-2013 21:10
Cuando leí esto me dio ganas de ir y arreglar mi armario y si quede con mas espacio y me deshice de cosas que no estoy utilizando me siento renovada con solo haber echo eso :D
0Responder
Escribir un comentario


Código de seguridad


Refescar

  • Destacados
  • Tags

bannerfrannerd2

Viviendosolo.cl 2013

Todos los derechos reservados 

Un proyecto de Francisca Meneses y Eduardo Pavez

Esta dirección de correo electrónico está protegida contra spambots. Usted necesita tener Javascript activado para poder verla.

Super amigos

Membrana Estudio

Soy Nuevo

User Registration