Este es un post que nos pidieron que volviéramos a subir, es una colaboración de Lia Bucci.

La sucesión de hechos es más o menos así: empiezas a trabajar, te parece que tu sueldo es suficiente para vivir en forma independiente, sacas cuentas a la rápida, y te embarcas en la loca y apasionante aventura de vivir solo (o en pareja). El drama comienza cuando a los pocos meses te enfrentas a una realidad horrible: tu sueldo (o el de ambos) no alcanza para tanto como creías en un comienzo.

¿Qué hacer? ¿Cómo organizarse?
Cuando organizas un carrete en casa, lo peor no siempre es la montaña de loza sino que muchas veces son los olores que sobreviven al post carrete lo que llega a ser, incluso, más molesto. Al día siguiente el ambiente queda impregnado con olor a cigarro que mezclado con olor a comida y alcohol, lo cual sólo termina por aumentar lo mal que te sientes.

¿Cómo poder solucionar este problema? Mi primera idea fue atacar el inconveniente desde el origen. Mantener una corriente de aire apoyada con un ventilador parecía una buena idea, pero luego de un rato el ventilador se encargaba de esparcir las cenizas y la corriente mataba de frío a mis invitados.

Luego descubrí unos spray anti-tabaco en el supermercado, pero funcionaron muy poco. Luego de probar con todas las marcas me di cuenta que para poder opacar un poco el olor, debía echar bastante spray y el producto se gastaba muy rápido. Además, básicamente, cambiaba el olor que había por otro más agradable, pero no lo eliminaba.

Conversando con una amiga me comentó que había leído alguna vez que el vinagre podría eliminar hasta los olores más fuertes y que no dejabas la casa oliendo a ensalada. Hay dos formas de poder ocupar las bondades del vinagre blanco, yo he probado sólo la segunda con resultados bastante buenos. Dice así:

Pon a calentar una olla con agua y cuando comience a hervir añade un chorrito de vinagre blanco. Luego deja que la solución ebulla por unos diez minutos con la olla tapada y, finalmente, deja la olla en las habitaciones donde quieras eliminar el olor. Un poco más simple pero también muy efectivo, es untar un paño en vinagre blanco y luego paséate por toda la habitación. El olor a vinagre eliminará el olor por completo.

Otras soluciones que también podrían ayudar son colocar pequeños recipientes con café de grano en la habitación, también funciona con carbón. Estas son las soluciones caseras, aunque si tu problema te sobrepasa y estas dispuesto a invertir dinero, siempre existirán esas máquinas llamadas purificadores de aire, que pueden salvar tu olfato. O claro, puedes enviar a todos a fumar al patio y morirse de frío... siempre es una opción.

¿Han probado alguna de estas soluciones? ¿Funcionaron?
Si tienen trabajos artísticos o que exigen ser "creativos" diariamente, de seguro comprenderán esto...

Quizás se te ha pasado por la cabeza la idea de comprar ese objeto que tanto quieres y no está en tu ciudad. ¿Qué hacer? ¿Vale la pena comprar por internet? ¿Es seguro? ¿Qué pasa si me estafan? A continuación, una pequeña guía para obtener eso que tanto quieres y no caer en el cuento del tío.

Es la verdad. Me cuesta.

Y a pesar de que cuando chica nunca tuve severos problemas de concentración, el asunto se ha manifestado desde que me fui a vivir sola.

Hay osas que amo e ir al supermercado. Llámenme loca, pero me encanta ir. Especialmente aquí en Berlin, que tienen tanto producto nuevo, llamativo y atractivo que de pronto tan necesario en mi vida.

Así que parto con una idea que necesito, salgo de mi casa, llego al supermercado y de pronto todos los víveres que necesito son olvidados y reemplazados por brillantes cosas que no necesito, pero que deseo intensamente. Llego a la caja y lo que partió como una compra sencilla termina siendo una gran y costosa compra.

¿Esto les suena conocido?

Escribir este post ha sido mega difícil. Y es porque de alguna manera, es volver a abrir una experiencia que he preferido olvidarme y no pensar mucho.

Irme del país con Ed ha sido quizás la experiencia más horrible que he vivido. No sólo por lo traumático que es despedirse de tus amigos y tu familia y abandonar el hogar donde has vivido casi cuatro años, si no que también tener que vender y deshacerte de muchas cosas que no puedes traer contigo. Objetos (cosas, al fin y al cabo) que con los años empiezan a adquirir un valor sentimental para ti y que duele perder.

Y escribo este post, mis nerds, para que si algún día les toca cambiarse de un país a otro, de un continente a otro o simplemente de una ciudad a otra, tomen en cuenta estas cosas que yo no consideré y no lo pasen tan mal en el proceso.

Personalmente, no soy de los que se visten en el baño. Después de ducharme, sin importar cuándo me seque, si me visto en el baño, siento que quedo húmedo y me desagrada la sensación. Pero no porque a mí no me guste, significa que no tengo algo que aportarle a quienes sí lo hacen.

¿Nunca has lavado tu propia ropa o cuando lo hiciste fue un desastre? Piano, piano. Todo a su tiempo; antes de enseñarte cómo lavar, primero debes saber qué tienes que usar.
20 Nov

Viajar en bus

Categoría: Tutoriales

Mi principal medio de transporte es el bus: me lleva a donde quiero ir y es lo que mi bolsillo de persona que vive sola puede pagar. Y ahora que se viene el verano, se me ocurrió escribir algunos consejos y experiencias que se me vienen a la cabeza, para los que tienen planes de irse de vacaciones tengan un viaje entretenido y placentero.

  • Destacados
  • Tags

bannerfrannerd2

Viviendosolo.cl 2013

Todos los derechos reservados 

Un proyecto de Francisca Meneses y Eduardo Pavez

Esta dirección de correo electrónico está protegida contra spambots. Usted necesita tener Javascript activado para poder verla.

Super amigos

Membrana Estudio

Soy Nuevo

User Registration