04 Mar

La misteriosa dimensión cocina

Ya vivo solo hace varios años y la verdad es que lo que mas me costó fue perderle el miedo a la cocina.

En mi casa, mi mamá no nos dejaba meternos mucho a la cocina, así que aparte de un pan-con-lo-que-sea, nunca me había enfrentado a la situación de tener que preparar algo de comer. Los primeros meses sobreviví a base de comida instantánea o ya preparadas. Pero en no mucho tiempo te das cuenta que esa alimentación, a largo plazo, es inviable. Así que tarde o temprano tenia que hacerme amigo de la cocina. Bueno, aquí les voy a dar algunos consejos para perderle el miedo.

1. Con tanto programa de Jamie Oliver o Nigella Lawson, dan ganas de tirarse a la piscina y cocinar lo que hacen. Usted, cálmese y recuerde su posición. En la escala evolutiva de los cocineros, no es más que una ameba, así que mejor empiece con cosas simples como arroz y fideos. Así evita frustraciones. Con el tiempo podrá hacer cosas más complejas.

2. Los ingredientes. Con el tiempo me di cuenta que lo principal para cocinar es elegir bien los ingredientes. Puede sonar complicado pero es más simple de lo que parece. No me refiero a elegir el mejor tomate o lo que sea, me refiero a elegir ingredientes que a uno le gusten. Soy de la idea que si uno cocina con ingredientes que le gustan, es muy difícil cocinar algo que no sea de tu agrado. Sólo hay que darse un tiempo y pensar si tal sabor funciona con otro. Un buen consejo es no mezclar sabores muy fuertes: en general elijo un sólo elemento con sabor fuerte en el plato, el resto lo acompañan.

3. El fuego, ¡sí el temido fuego! Si son siquiera un 10% parecidos o parecidas a mí, el asunto del fuego para cocinar debe ser lo que más pánico les da –les prometo que la primera vez que en mi sartén se prendieron llamas estuve a segundos de llamar al 132– pero con la práctica te das cuenta que no hay que tener miedo, solo un poco de cuidado y, si la aprehensión a quemarse es demasiada, un paño húmedo soluciona el 50% de las emergencias a la hora de tomar elementos calientes.

4. El aceite, otra cosa a la que le tenia terror. Cada vez que veía que mi mama freía algo, el ruido del crepitar me daba pánico, pero es otro miedo que se pasa, lo único que tienes que tener en cuenta es que NUNCA pero NUNCA pongas algo con agua o algo mojado en una olla o sartén con aceite caliente, eso sí que es del terror. ¿No me crees? Es cosa de recordar lo que paso con una receta de churros en la revista Mujer (La Tercera).

5. El cuchillo. Esto ya es para los que nos gusta la cocina, seguro que una de las cosas mas atractivas al cocinar es ver como los chef cortan un tomate en cuadritos en cinco segundos (¡y sin sangre...!) Bueno, eso lo logran después de años y años de practica –yo sospecho seriamente de que hay algún ramo de eso en la academia de artes ninja– así que como consejo (y por el bien de sus dedos) no jueguen a ser samurai: corten lento pero seguro, que al final la comida va a quedar rica igual.

¿Se animan a entrar a la dimensión cocina?

 

Este artículo es una colaboración de DiegoMP.

Edo

Comentarios

isa07-03-2016 19:50
con respecto del ultimo punto, ademas deben estar bien afilados (aunq algunos no lo crean). Es más probable q te cortes con uno q tenga poco filo, al intentar cortar o pelar algo.
+2Responder
Daniela14-03-2016 06:24
Encontré esta página...en un excelente momento, me voy a vivir sola...
Los felicito por la página, es excelente, útil y muy completa!
Un besote desde Argentina! Gracias!
+2Responder
Escribir un comentario


Código de seguridad


Refescar

  • Destacados
  • Tags

bannerfrannerd2

Viviendosolo.cl 2013

Todos los derechos reservados 

Un proyecto de Francisca Meneses y Eduardo Pavez

Esta dirección de correo electrónico está protegida contra spambots. Usted necesita tener Javascript activado para poder verla.

Super amigos

Membrana Estudio

Soy Nuevo

User Registration