Recuerdo que hace un tiempo atrás escribí un post acerca de por qué era tonto secar la loza después de lavarla, que es una pérdida de tiempo porque, al fin y al cabo, esperas un par de horas y todo se seca solo ¿cierto?

No se preocupen nerds, nada de eso ha cambiado; sigo pensando que secar la loza después de lavarla es algo que no va conmigo.

Pero últimamente es algo que me he visto hacer bastante. Sí, chocantes revelaciones. Lo sé.
Es la verdad. Me cuesta.

Y a pesar de que cuando chica nunca tuve severos problemas de concentración, el asunto se ha manifestado desde que me fui a vivir sola.
12 Nov

Eliminando el mal olor

Categoría: Ropa
Carretear es bakán, ¿para qué andamos con cosas? 
Afuera, adentro, en la playa o en tu casa. Con poca gente o con mucha gente, siempre es divertido.

Pero parte de salir de juerga es saber que tu ropa quedará hedionda, sin excepción. Con olor a cigarro, con olor a asado, o con olor a sudor.

Y mientras todo se pueda lavar (como el pelo, poleras, jeans y calcetines) hay ciertas cosas que aun pueden salvarse sin mandarse a la tintorería: ¿Qué pasa con chaquetones, chaquetas de cuero y todo aquello que no debe meterse a la lavadora?
Escribir este post ha sido mega difícil. Y es porque de alguna manera, es volver a abrir una experiencia que he preferido olvidarme y no pensar mucho.

Irme del país con Ed ha sido quizás la experiencia más horrible que he vivido. No sólo por lo traumático que es despedirse de tus amigos y tu familia y abandonar el hogar donde has vivido casi cuatro años, si no que también tener que vender y deshacerte de muchas cosas que no puedes traer contigo. Objetos (cosas, al fin y al cabo) que con los años empiezan a adquirir un valor sentimental para ti y que duele perder.

Y escribo este post, mis nerds, para que si algún día les toca cambiarse de un país a otro, de un continente a otro o simplemente de una ciudad a otra, tomen en cuenta estas cosas que yo no consideré y no lo pasen tan mal en el proceso.

Te han dado una semana de vacaciones en la pega y es el momento de largarte. Ah, es ahí cuando recuerdas todas las cosas que dependen de ti en el hogar. ¿Te acuerdas de esas plantas que compraste cuando recién te fuiste a vivir por tu cuenta? Sí, esas plantas que casi se han muerto porque olvidas regarlas. Esas mismas. Si te vas una semana y nadie las cuida, esta vez sí que se van a morir. ¿Y qué hay de esa mascota que tanto quieres? Alguien debe alimentarla.

Entonces, ¿qué se hace? ¿Con quién dejas la casa ahora que no estarás presente?

Tranquilos, camaradas. Aquí hay un par de consejos a seguir para que tu hogar no se convierta en una zona de desastre luego de una semana de ausencia de tu parte.

Inhala, exhala, inhala, exhala. Son los últimos alientos que nos acercan al fin de año.

Aunque todos digan "este año se me pasó volando" (y puede que sea así), debemos recordar que somos nosotros los que hicimos que así fuera. Y eso también debido al stress de cada día, el exceso de trabajo, horas eternas perdidas en los tacos, etc.

08 Oct

Fuera de tu hogar

Categoría: Tutoriales
Ed y yo estaremos de viaje por unas semanas fuera del país. Así que dejamos nuestros gatos obesos y nos iremos por un mes a vivir aventuras, conocer y (principalmente) trabajar.

Como ya hemos subido un par de veces post acerca de prepararse para viajes pequeños (en los cuales mucha ayuda no se necesita para los cuidados de mascotas y demases) el problema aparece cuando te vas más de un mes y mascotas, plantas y cuentas del hogar quedan a la merced de escasos amigos y familiares que no quieren adoptar esta gran responsabilidad. ¿Qué hacemos?

Completaremos el post anterior con más datos. Aquí vamos.
01 Jul

Cómo cuidar tus libros

Categoría: Hogar
Adoro los libros. Es lo primero que debo decirles.
No sé por qué, pero nunca había tomado mucho en cuenta las ensaladas listas. Siempre que llegaba a la sección refrigerada de las frutas y verduras, miraba hacia otro lado. "¿Para qué comprar ensaladas listas, si las puedo hacer yo?", me decía muchas veces. Pero esa opinión no tardó en cambiar.

Siempre que estoy en plan de ahorro me pongo en "modo marca genérica", que es simplemente, preferir las marcas asociadas a los mismos supermercados en vez de comprar famosas o conocidas marcas.

Esto es quizás una de las cosas que más me ha costado a la hora de ahorrar mis nerds. Y es porque, tontamente, siempre he tenido la percepción que comprando los productos con marcas, estoy pagando por algo de alta calidad o que me asegurará un súper-buen desempeño a la hora de cocinar o limpiar.
  • Destacados
  • Tags

bannerfrannerd2

Viviendosolo.cl 2013

Todos los derechos reservados 

Un proyecto de Francisca Meneses y Eduardo Pavez

Esta dirección de correo electrónico está protegida contra spambots. Usted necesita tener Javascript activado para poder verla.

Super amigos

Membrana Estudio

Soy Nuevo

User Registration