08 Abr

Carne de soja: una especie de receta

Hay muchas opiniones divididas sobre la carne de soja. Algunos dicen que hace muy bien. Otros dicen que es el anticristo. Personalmente, la consumo sólo a veces, y no es la parte principal de mi alimentación. Sin embargo, con el tiempo he ido depurando mis habilidades para cocinar la carne de soja y ahora creo que he encontrado una serie de pasos simples que pueden seguir para cuando se animen a hacerla ustedes.

Leer
20 Ene

Mini Tartaletas Veganas de Manzana

En mi búsqueda incansable por nuevas recetas, encontré estas mini tartaletas, que además de ser veganas, son muy rápidas de hacer, tanto que las puedes preparar media hora antes de tomar el té o incluso para el desayuno del fin de semana. Siempre me alegro cuando encuentro recetas tan sencillas como estas, y sobre todo bastantes sanas para ser dulces, hacen que uno no se sienta tan culpable a la hora de ese bajoncito de medianoche.

Leer
09 Dic

La salsa barbacoa

Este es un post antiguo, de cuando éramos vegetarianos... ¡pero sigue tan vigente como antes!

Adoro las salsas. Me gusta el ketchup, el tomate, la mostaza, salsas de ajo y todo tipo de condimento en forma de salsa para echar a ensaladas y comidas en general. Pero hoy me gustaría hablarles de uno en particular que algunos conoces y otros tal vez no tienen idea qué es: la salsa barbacoa y sus usos en nuestra querida cocina de guerrilla.


La primera vez que probé la salsa barbacoa en fue en un tiempo que vivía con mi madre. Tiempo en que, para poder obtener dinero, le arrendábamos una habitación del departamento a estudiantes de intercambio. Una chica morena muy simpática, antes de irse de vuelta a California (USA), nos dejó varios regalos, entre los que venía un pote de salsa barbacoa. Yo recordaba que algunas promociones de McDonald's venían con esa salsa, pero nunca las había pedido, y cuando lo hice, no recuerdo que me gustara especialmente. La pobre salsa pasó un tiempo en el refri, hasta que me animé a probarla. Y entonces comenzó un período de experimentación un tanto indecoroso... y es que terminé usándola para todo.

¿Qué es la salsa barbacoa?, se estarán preguntando. Es una salsa color rojo oscuro, con sabor a... asado de ketchup. Lo siento, soy horrible con las descripciones de sabores, pero es lo más cercano que se me ocurre. Si no la han probado, pueden comprarla en su supermercado favorito en la sección de condimentos (junto al ketchup y mayonesa), o en la sección de comida internacional (en la parte de Estados Unidos). En este caso, tenemos una salsa barbacoa de cierta marca, pero hay muchas otras. Esta es, simplemente, la que tengo en casa en este momento. Lo común es que se use para sazonar la carne, ya sea servida en el plato, o durante el asado. De ahí el término "salsa barbacoa". Pero usarla para eso es solo el comienzo..

El asunto es que esta famosa salsa la probé con casi todo lo que se me cruzó en el camino. Mis múltiples experimentaciones determinaron un par de usos prácticos para recetas que pueden salvarles en caso de tener visitas o, si no las tienen, en caso de querer comer algo típico con un leve toque distinto. Vamos a ellas...

Salsa de tallarines: Haz tu salsa de siempre. Agrégale los ingredientes clásicos (tomates, champiñones, pimentones, etc), pero agrégale, además, dos cucharadas soperas de salsa barbacoa. ¿Suena asqueroso? Sí, suena escalofriante, no voy a negarlo. Pero le dará un gusto diferente a tu salsa y esos aburri-tallarines volverán en gloria y majestad a tu mesa.

Salsa golf: Una porción de mayonesa, una porción de ketchup, media porción de mostaza y media porción de salsa barbacoa. Agitar, comer con papas fritas o cualquier agregado para picar. La salvación de la junta en casa improvisada, y los invitados quedarán felices. También sirve para aliñar ensaladas. ¡Dale a ese huevo duro un sabor diferente!

Champiñones: Esto es raro, pero vale la pena probarlo. Cuando sofrían sus champiñones, agréguenle dos cucharadas soperas de salsa barbacoa. Sofrían esos champiñones hasta el fondo, gracias a un poco de aceite y la salsa. El resultado: champiñones con un toque distinto, un poco más fuerte.

Alas de pollo: No he probado hacerlo en casa, pero las alas de pollo del "Pizza Pizza" (ex "Domino's Pizza") están envueltas en salsa barbacoa. Buen dato por si quieres probar tus alitas de siempre con un toque curioso.

Pizza: El último descubrimiento fue cuando con un grupo de amigos celebramos pidiendo unas pizzas, y la vegetariana que pedí, le agregué una delgada capa de salsa barbacoa (sí, experimentando, ya saben cómo es esto...). ¿El resultado? Increíble. Luego todos querían probar mi pizza, así que la próxima vez, nadie alegará cuando sean todas vegetarianas. La salsa barbacoa va a salvar la merienda.

Así, pues. Esa es la lista de lo que más me ha gustado de mi experimentación con la salsa barbacoa, pero eso no significa que no haya más. Siempre es bueno probar condimentos y, si metes la pata, lo peor que puede ocurrir es un almuerzo no tan excelente como lo habías imaginado. Lo mejor es una nueva receta en tu vida y poder disfrutar de algo rico muchas más veces.

¿Alguien conocía la salsa barbacoa? ¿Para qué la han usado?

Anímense. Compren una, experimenten condimentando sus alimentos y cuéntennos si valió la pena o si es el peor consejo que les han dado, desde que alguien les dijo: "rápate en invierno, serás el más cool del barrio".

Leer
  • Destacados
  • Tags

Error: No articles to display

bannerfrannerd2

Viviendosolo.cl 2013

Todos los derechos reservados 

Un proyecto de Francisca Meneses y Eduardo Pavez

Esta dirección de correo electrónico está protegida contra spambots. Usted necesita tener Javascript activado para poder verla.

Super amigos

Membrana Estudio

Soy Nuevo

User Registration