EN EL CAPÍTULO ANTERIOR: Alberto decidió enfocarse en su trabajo y dejar la banda. Lisa se encontró por segunda vez con un productor y la invitó a trabajar con él. Luego Mari le dejó un mensaje a nuestro protagonista y él, luego de usar un teleportador dañado, se convirtió en una monstruosa mosca gigante. En serio.

- Buenos días, novato.
- ¿Algún día me vas a dejar de decir así, David?
- Cuando dejes de ser un novato.
Leer
EN EL CAPÍTULO ANTERIOR: Nuestro sorprendente protagonista recibió buenas críticas de su jefe y sus compañeros de banda están a punto de obtener un agente. Además de eso, se convirtió en profesor de baile entretenido y anima eventos, matrimonios y fiestas de cumpleaños de gente aburrida.

Eric, Lisa, Natalio y yo estábamos en el parque, mirando la laguna, sentados debajo de un árbol. Eric le arrojaba un palo a Natalio y éste corría a buscarlo como si fuese lo más interesante de la tierra. Por algún motivo, Natalio a veces tiene esos comportamientos de perro, a pesar de que el restante noventa por ciento de su día lo dedica a ser un pequeño humano peludo y un tanto deprimido. Lisa estaba obsesionada en hacerme saber lo importante que era seguir mi carrera musical.

Leer
EN EL CAPÍTULO ANTERIOR: Nuestro sorprendente y siempre aventurero protagonista se encuentra con Mari, comparten un café y luego Alberto termina sufriendo una indigestión en la entrada de su casa. Luego de ello, decide estudiar medicina y salvar a los niños con malaria y gana el premio Nobel y se gasta toda el dinero del premio en una fiesta tan épica que se produce la segunda venida de Cristo, quien sólo llega para estar presente en ese carrete. En serio.

Releyendo las columnas que he escrito hasta ahora, me doy cuenta que no he hablado de un elemento esenciale de Nueva York: aquí hace un calor que jamás creí sería capaz de experimentar. Cuando llegó el verano y la gente me preguntaba si tenía el aire acondicionado listo en mi departamento y les decía que aún no tenía, todos sonreían como diciendo "pobre, ya va a entender". Y sí, entendí muy pronto que si no tienes aire acondicionado en tu departamento, estás pidiendo a gritos una deshidratación. Hace tanto calor que es imposible pensar. Salir a la calle es terrible porque todo tiene cemento y superficie gris reflectante. Es como caminar en un gran salón de bronceado, a treinta y tantos grados a la sombra. Encima de todo esto, el calor es húmedo. Comparado con Santiago, donde el calor es seco, esta es una experiencia completamente diferente.

Leer
  • Destacados
  • Tags

bannerfrannerd2

Viviendosolo.cl 2013

Todos los derechos reservados 

Un proyecto de Francisca Meneses y Eduardo Pavez

Esta dirección de correo electrónico está protegida contra spambots. Usted necesita tener Javascript activado para poder verla.

Super amigos

Membrana Estudio

Soy Nuevo

User Registration