EN EL CAPÍTULO ANTERIOR: Nuestro protagonista se encontraba en Chiloé comiendo un sándwich y de pronto vio a Don Rodolfo, pasó a saludarlo y no era él. Diría algo divertido, pero no lo diré.

El hermano de Don Rodolfo me abrazó. Se veía claramente afectado. Me sentí algo culpable así que lo invité a acompañarme a terminar mi sándwich y comer algo juntos. Nos sentamos en mi mesa y me contó la historia. Don Rodolfo había muerto hace un tiempo en el hospital. Cosa triste, porque era un buen tipo.

- Nunca se atrevió a salir de ahí. Estaba cómodo. Me decía que no quería volver a la vida normal. Que estaba contento. Yo fui a hablar con él varias veces, pero no había caso, ¿me entiende?
- Sí, me lo imagino.
- Le dio un derrame cerebral. Imagínese. Estando en el hospital. Lo atendieron al tiro, pero fue fulminante. No hubo nada que hacer. Estuvo unos días conectado con muerte cerebral, hasta que su cuerpo dejó de responder y no hubo más caso.
- Lo siento. Me da mucha pena escuchar esto.
- Perdona que me haya puesto a llorar. Todavía me duele mucho. Mi hermano era un buen tipo.
- Sí, lo era.
- Lo recuerdo con mucho cariño.
- Me imagino.
- Pero tenía demasiado miedo. ¿Entiende a lo que voy?

Leer
  • Destacados
  • Tags

bannerfrannerd2

Viviendosolo.cl 2013

Todos los derechos reservados 

Un proyecto de Francisca Meneses y Eduardo Pavez

Esta dirección de correo electrónico está protegida contra spambots. Usted necesita tener Javascript activado para poder verla.

Super amigos

Membrana Estudio

Soy Nuevo

User Registration