SEIS GRANDES ERRORES QUE HE COMETIDO Y QUE VAS A COMETER

1.- Creer que tu primer(a) pololo(a) es para siempre
Estimado hijo teórico, encuentro genial que tengas quince años y llores desconsoladamente sobre la cama. Nada más entretenido que confirmar el cliché de adolescente despechado/a. Te propongo algo: ahorremos tiempo. Yo te voy a decir " Hay más mujeres/hombres en este mundo aparte de fulanita/fulanito". Tu me vas a decir: "pero papá, yo no quiero a nadie más, yo quiero a fulanito/fulanita". Y yo voy a tener que lidiar con tu mal humor por unas tres semanas hasta que encuentres al nuevo amor de tu vida, que puede ser alguien mucho mejor que tu pareja previa. También puede que sea mucho peor, pero soy optimista. La verdad es que cuando uno es adolescente se hacen tremendos esfuerzos para no quedarse solo en este mundo, siendo que la verdad es exactamente lo contrario. Para estar sólo en este mundo, se requiere un esfuerzo aún mayor. Algo así como construir una cabaña y vivir solo en el bosque. Y aun así, algún día llegará un atractivo/a turista perdido. Así que tranqui, las probabilidades de que te quedes solo/a son bajísimas. Yo pensé que mi primera polola me duraría para siempre. Pero ¿sabes que? Tuve varias antes de conocer a tu madre y fueron el perfecto entrenamiento para hacer funcionar un pololeo maravilloso y la relación estable y entretenida que tengo ahora. De hecho mi primera polola fue mi jefa por un tiempo. Las vueltas de la vida, ¿no?

2.- Creer que lo que las decisiones que tomes a los diez años te marcarán para siempre
Mentira. Puede que a los diez años haya una tremenda presión de parte de las instituciones y de tus pares por clasificarte y ponerte dentro de cierto grupo de personas. Eso no existe. Los límites de tu persona te los pones tú mismo y si te de dedicas a limitarte, no vas a poder avanzar. Alguien me dijo como en cuarto básico que yo era malo para las matemáticas. ¿Por qué no vivimos viajando por el mundo en un yate? Por culpa de ese estúpido comentario y por mi culpa... por creérmelo. Mi consejo: vive tu niñez tranquilo. Tus aptitudes aparecerán solas. Y puede que sea ser ingeniero o astronauta o músico...nadie lo sabe, y a los diez años tampoco lo sabrás. Si alguien te dices que eres "negado" para algo, patéalo en las canillas y demuestra lo equivocado que está.

3.- Creer que los amigos son para siempre
Tener amigos es lo más lindo del mundo. Pero pretender que son para siempre es ser demasiado optimista. Uno cambia, crece, cambia sus intereses y así como lo hacemos nosotros, los amigos de uno también lo hacen. Lo que va a pasar es que durante importantes periodos de tu vida vas a tener amigos más cercanos y otros más lejanos. Y eso cambiará con el tiempo. Puede que tengas amigos muy cercanos por muchos años... aprovéchalos al máximo. En algún minuto tendrás que alejarte o ellos tendrán que irse. Pero no es el fin de la amistad, en ningún caso. Recomendación: ten muchos amigos y conoce de todo tipo. Aprenderás en una tarde lo que en el colegio enseñan en doce años.

4.- Creer que tu banda favorita lo será para siempre
Te gusta Justin Beaver (o un monigote similar del futuro en que tengas dice años). Lo detesto, lo aborrezco con toda mi alma y me hace pensar "¿en que fallé"? El tema es que te gusta y mucho. Y me vas a decir que es el mejor músico del mundo y lo vas a seguir para siempre. ¿Qué voy a hacer yo? Voy a grabarte cantando sus canciones y voy a guardar esos videos. Cuando tengas 18 y seas metalero gótico punk, te los voy a mostrar. Así aprenderás el respeto. Y si te portas mal, te juro que los subo a youtube. En mi caso, pensé que siempre me gustaría Soundgarden. Ahora me agrada mucho, pero si mi "yo" de los quice años supiera las cosas "pop, vendidas y poseras" que escucho ahora a los treinta y uno, me agarraría a patadas a mí mismo.

5.- Creer en los pronósticos futuristas
Según los libros que leí en el colegio, hoy me levanté, me pise zapatillas e inmediatamente un robot se puso a hacer la cama. Me duché, puse la televisión con 800 canales que cubre mi pared y salí a la calle, donde me espera mi auto volador. Llego en 10 minutos al trabajo y en ese lugar coordino las actividades de un grupo de mineros espaciales que trabajan en la nube de asteroides entre marte y júpiter. Compro pasajes para el ascensor orbital ubicado en Brasil y planeo unas vacaciones en la luna.

6.- Preocuparme
Hijo, no te preocupes. Ralaja. Disfruta el viaje. Cuando chico pasé mucho tiempo preocupado, tiempo que considero perdido. Vive tu presente, haz las tareas, aprende inglés y sé el mejor en lo que te gusta. Sé honesto, original y espontáneo. El resto de las cosas, llegarán por si solas. Hakuna Matata, hijo mio. Hakuna Matata.
Leer
Ayer por la noche, tu madre estábamos mirando "El Gigante de acero", una bella película animada de 1999 que cuenta la historia de un niño que encuentra a un robot de treinta metros y crea una amistad profunda, desinteresada y de entrega. En la mitad de la peli, tu madre se angustió un poco porque pensó que todo terminaría mal. No quiero arruinarte la peli pero va a ser una de las que vamos a ver para que compartamos los mismos valores familiares. Jamás pensé que escribiría "valores" y "familiares" en la misma frase, pero es necesario que como nuestro hijo, compartamos algunas reglas básicas en cuanto al trato del resto de los seres humanos, entre nosotros y el medio ambiente.

Leer

Estimado/a hijo/a:

Con tu madre creemos que parte importante de enseñarte a tener responsabilidades es tener una mascota. En nuestra vida hemos tenido todo tipo de ellas. Creo que lo más sano es hacer una lista de nuestras experiencias para que puedas elegir una de forma lo más informada posible.

Leer
  • Destacados
  • Tags

Viviendosolo.cl 2013

Todos los derechos reservados 

Un proyecto de Francisca Meneses y Eduardo Pavez

Esta dirección de correo electrónico está protegida contra spambots. Usted necesita tener Javascript activado para poder verla.

Super amigos

Membrana Estudio

Soy Nuevo

User Registration