19 Ago

Viviendo solo en el extranjero #9

Hoy: vivir solo en el extranjero, y la pérdida

Vivir solo en el extranjero, está claro, tiene su lado duro. El lado de la soledad, de aprender tanto desde cero, de dejar amigos y amores, en fin. Pero quizás una de las cosas más difíciles de irse a vivir al extranjero es vivir desde lejos la pérdida. No poder abrazar a tu papá en el entierro de tu abuela. No poder llorar con tu amiga ese diagnóstico maldito. Despedirse de los que no están bien sabiendo que viene el empeoramiento, y que la única certeza que tenemos en la vida es la de la muerte. Para algunos, enterarse a la distancia de la partida inminente, o ya emprendida, de quienes, se supone, estarían para nuestro regreso.

Como fue para Marcela, con quien su padre tuvo el gesto precioso de esperar su retorno urgente para abrazarla lúcido, y luego perder la conciencia.

Es raro, podría decirse que el dolor es igual para todos, donde sea que lo vivamos. Y quizás es cierto. Quizás, incluso, el estar lejos te evita el quiebre, el desgarro de ver el desgaste, el llanto de los que nunca lloran, la rabia y la pena de tu gente. Quizás el dolor te llega filtrado, bien expresado en un mensaje de whatsapp o en una conversación virtual. Quizás el estar lejos de todos te evita, al menos de momento, ver que los que estaban en el día a día ya no están.

Pero cuando estamos lejos, y no podemos abrazar al padre o al amigo, no podemos compartir un café tratando de entender ese divorcio doloroso, no podemos visitar a la amiga hospitalizada cuyo embarazo es de alto riesgo, se nos hace más evidente que nunca que compartir la vida es compartir también esos momentos, junto con los lindos, los aburridos, los eufóricos. ¡Valoramos tanto una conversación sin filtro, un mensaje lleno de rabia y también de esperanza, la posibilidad de hacernos presente aunque sea con un mail que nos deje gusto a poco!

Vamos aprendiendo que los lazos pueden seguir fortaleciéndose desde la distancia, y que hay que hacerlo. Que estar lejos no es excusa. Y que lazos fuertes no son privilegio de la cercanía y cotidianeidad. Que un mail con gusto a poco es más que la palabra no dicha, que un saludo de 12000 kilómetros de distancia llega antes que los nunca articulados.

Es curioso, pero estar lejos también enseña a acercarse.

Comentarios

Ale03-09-2016 14:49
Yo estoy por irme al extranjero en unos meses, con mi mujer, pero me da un miedo terrible el alejarme de mis afectos, de mi mamá, pensar que le pueda pasar algo y yo no estar al momento me angustia bastante. De mi familia, mis amigos, es como decís... el cotidiano, el día a día, el estar en lo que vive el otro no sé bien cómo lo voy a sobrellevar a la distancia.

Dicen que nadie es imprescindible, que la vida de los demás sigue aunque uno se vaya, y no lo dudo... pero el miedo es sobre mí, sobre el que se va, sobre la culpa que da el tomar esa decisión y luego padecerla si en momentos así no podemos estar cerca del otro.

En fin, son momentos en los que me replanteo miles de cosas y me deprimo un poco, pero dentro de todo esto también está lo lindo de la experiencia, lo que uno va a buscar a otro lado, el intentarlo.

Un abrazo.
+2Responder
Paz05-10-2016 13:00
Uffff, yo creo que todos nos hacemos esas preguntas! Y bue, muchas cosas que decir y poco al mismo tiempo. Parto: trata de decir lo que tengas que decir ahora. No después. Una amiga me dijo que cuando ella partió al extranjero sabía que su abuela enferma moriría estando ella fuera. Y tuvieron una despedida donde lo hablaron directamente y se despidieron con un cariño entrañable. Yo lo intenté y no fui capaz.
Pero ¿sabes? Yo nunca le he dicho más a mi familia y a mis amigos cuánto los quiero que estando fuera. De verdad creo que estar lejos ayuda a acercarse. La tecnología ayuda, y la soledad también, y la distancia enseña lo importante que son nuestros lazos por si acaso se nos iba olvidando.
Y quizás nadie es imprescindibles , pero quizás somos irreemplazables ? No somos ná poca cosa para los que nos quieren!
Y por último, irse con pareja es un gran apoyo (dicen).
Se les vienen grandes cosas... aunque a ratos se demoran! Mucho éxito!!
+2Responder
Escribir un comentario


Código de seguridad


Refescar

Viviendosolo.cl 2013

Todos los derechos reservados 

Un proyecto de Francisca Meneses y Eduardo Pavez

Esta dirección de correo electrónico está protegida contra spambots. Usted necesita tener Javascript activado para poder verla.

Super amigos

Membrana Estudio

Soy Nuevo

User Registration