Estoy pasando por un periodo de ahorro intenso; mi ingreso está siendo mucho menor que mis gastos y menos mal que tengo ahorros para sobrellevar este periodo de tiempo. Ay mis nerds, vivir en Europa es TAN caro.

Si hay algo de lo que puedo jactarme es que soy muy buena ahorrando. Cuando con Ed entramos en periodos de malas rachas laborales, pongo mi hogar en modo-batalla y no me duele cortar gastos o idear planes de contingencia. Así que se me ocurrió escribir esta serie de posts para ayudarlos a ahorrar, así si ustedes también están pasando por un periodo de vacas flacas, les puedo dar ideas de cómo ahorrar y poder llegar a fin de mes sin problemas.

Hoy les hablaré de mi termitoY ustedes se preguntarán: ¿qué diantres tiene que ver un termito con ahorrar? Ahora les contaré.

12 Nov

Eliminando el mal olor

Categoría: Ropa
Carretear es bakán, ¿para qué andamos con cosas? 
Afuera, adentro, en la playa o en tu casa. Con poca gente o con mucha gente, siempre es divertido.

Pero parte de salir de juerga es saber que tu ropa quedará hedionda, sin excepción. Con olor a cigarro, con olor a asado, o con olor a sudor.

Y mientras todo se pueda lavar (como el pelo, poleras, jeans y calcetines) hay ciertas cosas que aun pueden salvarse sin mandarse a la tintorería: ¿Qué pasa con chaquetones, chaquetas de cuero y todo aquello que no debe meterse a la lavadora?

Te han dado una semana de vacaciones en la pega y es el momento de largarte. Ah, es ahí cuando recuerdas todas las cosas que dependen de ti en el hogar. ¿Te acuerdas de esas plantas que compraste cuando recién te fuiste a vivir por tu cuenta? Sí, esas plantas que casi se han muerto porque olvidas regarlas. Esas mismas. Si te vas una semana y nadie las cuida, esta vez sí que se van a morir. ¿Y qué hay de esa mascota que tanto quieres? Alguien debe alimentarla.

Entonces, ¿qué se hace? ¿Con quién dejas la casa ahora que no estarás presente?

Tranquilos, camaradas. Aquí hay un par de consejos a seguir para que tu hogar no se convierta en una zona de desastre luego de una semana de ausencia de tu parte.

Hay osas que amo e ir al supermercado. Llámenme loca, pero me encanta ir. Especialmente aquí en Berlin, que tienen tanto producto nuevo, llamativo y atractivo que de pronto tan necesario en mi vida.

Así que parto con una idea que necesito, salgo de mi casa, llego al supermercado y de pronto todos los víveres que necesito son olvidados y reemplazados por brillantes cosas que no necesito, pero que deseo intensamente. Llego a la caja y lo que partió como una compra sencilla termina siendo una gran y costosa compra.

¿Esto les suena conocido?

01 Jul

Cómo cuidar tus libros

Categoría: Hogar
Adoro los libros. Es lo primero que debo decirles.
16 Ene

El aseo post-carrete

Categoría: Hogar
Es el día siguiente. Inauguraste tu departamento con bombo y platillo. Lamentablemente, el cansacio (o la curadera) te dejó harto mal y dejaste el orden para el día siguiente, así que ahora debes soportar el terrible olor a cigarro, alguno que otro vaso derramado en el piso, un torbellino que pasó por tu baño (dejando a veces desagradables sorpresas) y tu cocina deja mucho que desear. Como no estaremos ahí para darte una mano, te damos a cambio unos útiles consejos para esa desagradable mañana.

Inhala, exhala, inhala, exhala. Son los últimos alientos que nos acercan al fin de año.

Aunque todos digan "este año se me pasó volando" (y puede que sea así), debemos recordar que somos nosotros los que hicimos que así fuera. Y eso también debido al stress de cada día, el exceso de trabajo, horas eternas perdidas en los tacos, etc.

La decisión de irte a vivir con tu pareja es algo que, definitivamente, cambia la vida de ambos. Ahora todas las decisiones son de a dos: ¿Qué plumón compramos? Hay que llamar al gásfiter, ¿lo llamas tú o yo? ¿Hagamos la lista del super?, y así hay miles de cosas en la vida en pareja que se deciden entre dos...

Trabajar en el hogar es una bendición. Y lo digo sin exagerar, porque luego de estar un par de años en una oficina, me di cuenta que es la mejor opción para mí. Hay unos que le gusta transportarse a su lugar de trabajo y tener un jefe, yo amo no tener que ir a ningún lado y ser mi propia jefaza.

Me gusta disponer de mi tiempo y tomarme dos horas para el almuerzo; así puedo cocinar y comer con tranquilidad, y hacer que mi vuelta a la segunda patita del día sea menos traumática. Me gusta poder hacer trámites cuando quiera, me gusta dormir siesta si tengo sueñito.

Creo que el único inconveniente que le he encontrado últimamente a trabajar desde mi departamento es el no moverme mucho. ¿Cómo es eso de no moverme?

Esta primavera (más maldita que nunca) ya se decidió por ser casi idéntica al veranito. Los días están full calurosos, el sol nos hace burlas hasta las ocho de la noche... y nuestros pobres animales están en casa esperando que lleguemos del trabajo con toda la energía del mundo para sacarlos a pasear y tomar el aire fresco que no tuvieron durante todo el día.

  • Destacados
  • Tags

bannerfrannerd2

Viviendosolo.cl 2013

Todos los derechos reservados 

Un proyecto de Francisca Meneses y Eduardo Pavez

Esta dirección de correo electrónico está protegida contra spambots. Usted necesita tener Javascript activado para poder verla.

Super amigos

Membrana Estudio

Soy Nuevo

User Registration