La verdad es que nunca mi madre me comentó (o bueno, quizás una vez) acerca de aquellos rituales hogareños que deben hacerse cada cierto tiempo.
16 Ene

El aseo post-carrete

Categoría: Hogar
Es el día siguiente. Inauguraste tu departamento con bombo y platillo. Lamentablemente, el cansacio (o la curadera) te dejó harto mal y dejaste el orden para el día siguiente, así que ahora debes soportar el terrible olor a cigarro, alguno que otro vaso derramado en el piso, un torbellino que pasó por tu baño (dejando a veces desagradables sorpresas) y tu cocina deja mucho que desear. Como no estaremos ahí para darte una mano, te damos a cambio unos útiles consejos para esa desagradable mañana.

Yo sé que parte de ser adulto y vivir solo es adoptar ciertos hábitos y responsabilidades: hay que hacer aseo, hay que lavar la loza. Lo odio, pero hay que hacerlo. Sé que hay sacrificios. Pero no hay algo que odie más que secar los platos.

Odio lavar la loza y eso significa que pierdo veinte minutos de mi día en algo que no me gusta hacer. A eso debemos sumarle otros diez minutos que tarda la actividad que odio más: secar. Siento que es una pérdida de tiempo porque, ¿para qué mentir? Secar los platos me parece un acto innecesario y sobrevalorado. Pero lo hago en casa ajena cuando me lo piden y no alego, porque cada uno tiene sus reglas ¿verdad? Pero en mi departamento no lo hago.

Acá va una lista del por qué NO seco la loza:

- Los platos se secan solos. Punto.

- Hay artefactos que de todas formas necesitan "dejarse secar" para que la vida, el universo y el aire les quite la humedad. Por ejemplo, todos los artículos que tengan algo de madera (cucharas de palo, cubiertos con mango de madera o bowls) deben dejarse estilando porque al secarlos con un paño y guardarlos inmediatamente no aseguramos que les estamos quitando el 100% de su humedad, especialmente al interior de ellos. Todos sabemos qué ocurre con cosas porosas, con cierto nivel de humedad y en la oscuridad, ¿cierto? (respuesta: hongos)

- El paño para secar queda mojado e inutilizado por al menos media hora.

- Siempre hay discusiones respecto a lavar la loza, más las hay cuando hay que secar. Evitemos discutir.

- Sé que hay muchas cosas de vidrio que quedan más limpias secándolas con un paño, pero no es algo del otro mundo. A mi no me molesta tanto las manchas de humedad, ¿qué dicen ustedes?

Pero como no todo es malo, aquí hay una lista de pros que hay en el hecho de secar la loza:

- La cocina se ve más ordenada. Indudablemente es más agradable una cocina con los platos guardados que una con todo a la vista.

- No hay manchas en vasos ni copas. Para algunos, es importante.

- Hay más espacio en el estilador de loza. Porque, claramente, no está llena de cosas secándose.

Realmente, nunca he sentido que secar la loza reporte gran diferencia con dejarla secar sola. Así que la gente que esté a favor de secar la loza recién lavada, sería maravilloso que se pronunciara y nos dijera por qué lo hace. Personalmente, no lo hago. Y si lo hiciera, no podría justificarlo demasiado. ¿Alguien está en desacuerdo? ¿Por qué?

10 Feb

Mantener la casa fresca

Categoría: Hogar
Las tardes pegajosas, las botellas de agua, el bloqueador solar obligatorio, los ventiladores y la bota con la bufanda al fondo del clóset, nos indican que el calor ya llegó definitivamente. Y lo que para algunos es la mejor época del año, para nosotros (este extraño grupo de personas que sufrimos con el verano y nos suceden cosas desagradables y nada glamorosas con el calor extremo), mantener una vivienda fresca y agradable durante la época de calor, es una necesidad básica de supervivencia, y se vuelve un verdadero desafío. ¡No podemos permitirnos pasarlo mal en nuestra casita! Tenemos que estar cómodos y a gusto.

Son maravillosas. Si vivimos en departamento y no podemos tener mascotas (por los motivos que sean), la mejor opción es tener plantitas. Las debemos cuidar, las vemos crecer y nos aportan mucho más de lo que pensamos. Por muy pequeño que sea nuestro espacio, tratemos de asignar un lugar verde, donde tengamos luz y algún rayito de sol.
01 Jul

Cómo cuidar tus libros

Categoría: Hogar
Adoro los libros. Es lo primero que debo decirles.

Te han dado una semana de vacaciones en la pega y es el momento de largarte. Ah, es ahí cuando recuerdas todas las cosas que dependen de ti en el hogar. ¿Te acuerdas de esas plantas que compraste cuando recién te fuiste a vivir por tu cuenta? Sí, esas plantas que casi se han muerto porque olvidas regarlas. Esas mismas. Si te vas una semana y nadie las cuida, esta vez sí que se van a morir. ¿Y qué hay de esa mascota que tanto quieres? Alguien debe alimentarla.

Entonces, ¿qué se hace? ¿Con quién dejas la casa ahora que no estarás presente?

Tranquilos, camaradas. Aquí hay un par de consejos a seguir para que tu hogar no se convierta en una zona de desastre luego de una semana de ausencia de tu parte.

Al menos en Santiago se siente el frío. Sufriendo las consecuencias en el incómodo formato del resfrío, las mañanas y las noches pasaron de la calidez absoluta al intenso frío apoderándose de nuestras pequeñas y solitarias viviendas. Hace unos años viví el invierno sin calefacción.

Entonces hasta ese punto, gané una basta experiencia manteniéndome en una sola pieza, no congelada y (de alguna forma) funcional. Aquí les traigo el manual de supervivencia para los no-estufa.

  • Destacados
  • Tags

bannerfrannerd2

Viviendosolo.cl 2013

Todos los derechos reservados 

Un proyecto de Francisca Meneses y Eduardo Pavez

Esta dirección de correo electrónico está protegida contra spambots. Usted necesita tener Javascript activado para poder verla.

Super amigos

Membrana Estudio

Soy Nuevo

User Registration