22 May

Mi Casa es del Terror

Mientras buscaba propiedades para vivir solo, había un tema que me preocupaba de sobremanera y nunca lo dije en voz alta. Más molesto que los vecinos parranderos, más difícil de sacar que los amigos borrachos que no quieren terminar el carrete. Esos extraños habitantes que no tienes idea cómo sacarlos de tu casa porque, simplemente, no los ves. Los espíritus y fantasmas.

¿Pareciera que estoy loco? Pues no. O al menos, no demasiado.



No soy un creyente fiel del mundo paranormal. Creo que muchos de esos fenómenos son explicables mediante corrientes de viento, sugestiones y demases juegos de nuestra cabeza que nos hace malas pasadas en la oscuridad... pero hay un porcentaje que no es explicable de ninguna manera racional. Ese porcentaje es el que me inquieta, en especial, cuando los fenómenos van relacionados a un lugar.

La primera vez que me preocupé por el tema fue cuando un amigo, que llamaré Camilo, me invitó a su casa. Sus papás habían comprado el lugar a un precio baratísimo, era una casa antigua pero funcional. La mamá de Camilo era especialista en brujería brasileña. Tenía toda la casa llena de santos negros y ofrendas a los espíritus. El living era inquietante, pero nada de temer. Camilo me explicó que su familia se había vuelto muy creyente en los espíritus desde que vivían ahí. Eran tantos los fenómenos que pasaban en su casa: pasos, risas, ruidos, etc. Que al final, en vez de seguir fingiendo que nada era cierto, se metieron de cabeza en el tema. Puede que a familia de Camilo sea un ejemplo radical. En su casa (la primera y última vez que me quedé a dormir), escuché pasos toda la noche. Las puertas se abrían y una voz susurraba en el pasillo en un idioma que no tengo idea qué era, pero sonaba aterrador.

Por lo mismo, cuando empecé a buscar casas o departamentos antiguos, apenas uno me daba "mala espina", aún si cumpliera con lo que buscaba, lo dejaba pasar.

Hace poco, un amigo, que llamaré Gustavo, me contó que ahora vive solo en un pequeño departamento en un edificio nuevo, y que desde hace una semanas tiene pesadillas, las cosas en su departamento cambian de lugar y las puertas se abren sin explicación. Le dijeron que pusiera unos zapatos de cuero apuntando a la puerta de salida, para que el espíritu entendiera que debía irse... pero cada vez que vuelve a casa, los zapatos están apuntando hacia el interior del departamento. Para él es casi una rutina cerrar puertas que se abren solas y apagar el equipo de música que se enciende sin que nadie lo toque.

Pensaba que los departamentos nuevos no tenían ese problema, pero ya ven, es algo general y que, cuando vivimos solos, no sabemos cómo manejarlos o si nos estamos volviendo locos.

Cuando estos casos son graves, lo mejor es llamar a los expertos (esos que uno desprecia todo el tiempo, menos cuando más se les necesita): gente con sensibilidades especiales, brujos o sacerdotes. Lo que más se acomode a tu gusto y que te parezca menos charlatán. Ellos sabrán cómo guiarte en el proceso de sacar esos extraños visitantes de tu hogar y hacer que no termines viviendo una versión chilensis de poltergueist.

Por suerte, nunca me ha pasado nada en mi hogar, desde que vivo solo.

¿Y ustedes? ¿Alguna experiencia paranormal?

Edo

Comentarios

Claudia24-05-2015 01:19
Hola, Edo!
Bueno, al parecer yo nunca he sido muy sensible a esas cosas, así que de experiencia propia poco sé.
Pero fíjate que la otra vez nos vinieron a visitar a la casa (nosotros siempre hemos arrendado) unos amigos y ex-colegas de mis papás y el tío sí que es super hiper sensible a esas cosas y está súper acostumbrado. Aquí es cuando la gente le cree a uno o no. Yo al tío le creo porque lo conozco desde que era chiquitita y no tiene por qué mentirnos, pero obvio que la demás gente puede decidir no creer. Ya, la cosa es que el tío sí puede ver los espíritus, sentirlos y alejarlos.
+1Responder
Claudia24-05-2015 01:20
(Esta cosa me dice que mi comentario anterior es demasiado largo así que lo tuve que dividir xD)

Así que cuando nos pusimos a hablar del tema el tío nos dijo que en la casa había el espíritu de un niño y que él le pidió que se fuera. Nos contaba que a veces los espíritus no se quieren ir, así que uno tiene que "tomarlos" y sacarlos. Ahí mi mamá soltó que la primera vez que ella visitó la casa (antes de que la arrendáramos) soñó con un niño que le gritaba y le pedía que lo ayudara. Ahí ya me dio pena saber que lo habían sacado porque pensé que tal vez al espíritu le gustaba estar cerca de mi mamá porque era mamá. Lo otro que nos contaba también era que no siempre los espíritus se quedan en las casas y esas cosas, a veces simplemente te siguen. Así que en una de esas el problema no está realmente en el departamento de tu amigo, si no que tu amigo es más susceptible a que lo sigan.
Y bueno, yo más allá de eso no sé más.
+2Responder
Claudia24-05-2015 01:26
Yo creo que sería bueno que tu amigo pidiera ayuda a una persona que no lucre con esas cosas. El tío del que yo te hablo dice que no es correcto lucrar con esto y que cuando uno "saca" espíritus lo hace para que la casa y la persona estén bien.
Lo otro es que creo que igual hay gente que te puede traer espíritus, así que también sería bueno que buscara ciertos tips que aunque sean parte de la creencia popular, igual hay que pensar que tampoco han durado tanto por nada. Hay gente que pone litre afuera de la casa, aunque no sé de qué tanto sirva en un departamento xD Y que sea más cuidadoso con la gente que invita a su casa. Hay gente que a veces trae malas vibras y trae tantas que va y las deja en tu hogar, y yo creo que eso igual atrae los malos espíritus.
Y bueno, eso. :) Yo de verdad que jamás he indagado mucho en el tema y me aterran todas esas cosas paranormales, así que lo de arriba es todo lo que sé xD
+5Responder
Alejandra04-06-2015 03:50
A mi me paso igual, cuando estaba buscando departamento al principio pensaba en el numero de piezas, el espacio, la cercania al centro... y un dia fue como: ihh y si hay cosas? ya uno puede ser super rolliento pero es verdad igual uno se puede encontrar en esas situaciones y aparte es mega dificil solucionarlo, es una lata. Asi que hice lo mismo que tu, no me tincaba y no.
Igual vivir en departamento es relativamente tranquilizador, osea, si crees y eso es muy facil sugestionarse, ya pero si hay ruidos y cosas raras es inevitable, pero en departamento todo es atribuible a otras cosas, a los vecinos: de arriba, de los lados, de abajo, asi que en ese sentido es mas tranquilizador para uno, aunque no sea verdad.
+1Responder
Andes23-12-2015 02:43
Por la mierda porqué leí esto ahora en la noche
+2Responder
Nayeli06-01-2016 22:18
(Dice que mi comentario es muy largo, así que por esa razón esta dividido 1/3)

En lo personal me encanta leer historias acerca de estos temas, pero solo tengo una extraña experiencia inexplicable, y fue en la temporada en que vivi sola. Les cuento:

En aquella temporada de mi vida trabajaba en el Distrito Federal, México y rentaba sola, cuendo tenia oportunidad regresaba a mi ciudad natal y esto que cuento me ocurrió en el viaje de regreso de mis vacaciones de semana santa, iba en el autobús rumbo al DF y pasando un área boscosa del camino comencé a distinguir un fuerte olor a medicina, lo creí normal porque atrás de mi venia un bebé llorando, -de seguro esta enfermo- pensé.
0Responder
Nayeli06-01-2016 22:21
(Dice que mi comentario esta muy largo y por eso esta dividido 2/3)

La mañana siguiente al despertar me dolía la cabeza y olía a incienso de copal, como ya iba tarde no hice caso, me bañe y me arregle lo más rápido que pude, y el olor me siguió todo el día, cosa que saliendo del trabajo ya se me hacía raro y molesto, porque era en la noche cuando más olia (mejor dicho sentía que apestaba y me dolía la cabeza), así estuve una semana completa, tomando pastillas para el dolor de cabeza en las noche para poder dormir, preguntando a amigos y conocidos si podían percibir el mismo olor que yo, ellos creyendo que estaba loca y yo tratando de deshacerme del olor, lave mi ropa sin aromatizantes, llegue a bañarme solo con jabón sin olor y a colocar aromatizantes, pero a pesar de mis esfuerzos el olor seguía y solo yo podía percibirlo...
0Responder
Nayeli06-01-2016 22:22
(Dice que mi comentario esta muy largo por eso esta dividido 3/3)

...hasta que un día salía a caminar al corredor madero, y ahí entre la gente cruzando la calle para pasar a bellas artes, el olor desapareció. Así como llegó, así se fue, de repente.
Una semana duro ese extraño aroma, y en esa semana mis 2 plantas que adornaban mi recamara se marchitaron, una de ellas misteriosamente apareció en la pila de agua de la cocina, tuve el mismo sueño dos veces, donde a alguien le pedía que me devolviera mis sandalias y despertaba sentada en la cama, y una noche escuche que la regadera estaba abierta, me asomé y no había nada, creí que era la de mis vecinos, pero a la mañana siguiente el piso del baño si estaba mojado.

Nada de lo que me ocurrió me dio miedo, solo me pareció extraño y muy triste lo de mis plantas :(
y esa fue mi extraña experiencia inexplicable viviendo sola.
Ya no me ha vuelto a pasar nada igual.
+2Responder
Escribir un comentario


Código de seguridad


Refescar

  • Destacados
  • Tags
Escoger una ISAPRE

Escoger una ISAPRE

Octubre 21, 2014

Enfermos juntos

Enfermos juntos

Marzo 19, 2013

bannerfrannerd2

Viviendosolo.cl 2013

Todos los derechos reservados 

Un proyecto de Francisca Meneses y Eduardo Pavez

Esta dirección de correo electrónico está protegida contra spambots. Usted necesita tener Javascript activado para poder verla.

Super amigos

Membrana Estudio

Soy Nuevo

User Registration